La publicidad cambia, y a veces para bien

La publicidad cambia, y a veces para bien

Estos últimos días he estado observando la publicidad del Banco Sabadell. Sí, es esa publicidad donde aparecen dos personajes que intercambian frases y reflexiones, con un formato en blanco y negro.

En un principio accedí a ella a través de la televisión y no me gustaba demasiado. Si una señora se pone a cantar flamenco no me atrae, sino más bien lo contrario, aunque el formato me pareció interesante.

 

Hacia una publicidad emocional y reflexiva

Posteriormente, a través de un link, accedí a los vídeos de la campaña, lo cual es otra cosa. Una vez que te sumerges en ella resulta atractiva, interesante y sorprendente. He visto dos vídeos íntegramente y creo que son de lo mejor hecho en publicidad en mucho tiempo. En uno Guardiola, entrenador de fútbol, dialoga con Trueba, un director de cine. En otro Loquillo, cantante, habla con Arias, un diplomático.

El Banco Sabadell huye de los estereotipos publicitarios, de los formatos cortos e impactantes, y avanza en el campo de la publicidad reflexiva. Estos diálogos, en blanco y negro, tratan sobre el futuro, sobre el pasado y también sobre el presente. Son videos que abordan los aspectos emocionales y están realizados de una manera donde se muestra el “yo” de los intervinientes.

Sorprende su duración, veinte minutos, pero es una duración adecuada cundo una conecta con ellos. Se ve perfectamente que quien está interesado en estos vídeos, en estas temáticas, demanda este tipo de formato.

 

Redes sociales y target de clientes claro

La presencia en redes sociales de este modelo de campaña es fundamental. Se atrae a través del formato vídeo, con varias tandas de parejas en las que se busca que al menos uno de los dos personajes identifique a una “persona”, con lo cual se logra llegar a un público amplio de genete identificadas con las “personas”.

Lo que une a las “personas” es la temática: “personas diferentes” pero producto similar, y público, finalmente, cualificado.

Su landing page es simple, sencilla, y al contrario de lo que dictan los cánones de una landing page no se centra en el click to action sino en ver el vídeo. Ello es el “action”, y lo que espera el banco es que, una vez visto el vídeo, la persona reflexione, se posicione como cliente potencial cualificado y ejecute el call to action de manera que él haya decidido que realmente comparte ese espíritu y descubre esa necesidad para la que el Banco Sabadell propone una solución.

 

Twitter como red social para involucrarse en la campaña

Este tipo de reflexiones los he plasmado a través de mi página de twitter, pública, y mi página de facebook, privada. El Banco Sabadell ha respuesto directamente a mi twitter, lo cual, he de reconocer que me ha sorprendido gratamente. Así se trabaja en las redes sociales, puesto que yo simplemente me limité a compartir con mis seguidores estas impresiones. Mis felicitaciones al banco por ello.

Banco Sabadell

 

 

Resumen: una muy buena campaña de publicidad

La campaña, en definitiva es atractiva, buena y dirigida a un público objetivo claro: gente que piensa y se preocupa por su futuro. Creo que la campaña llegará y si se ha cumplido con las demás premisas de una buena campaña, especialmente con la de haber realizado un análisis de mercado que demuestre que el número de clientes potenciales es suficiente, será un éxito.

Share